skip to Main Content

¿Qué productos químicos necesito para mi piscina?

¿Qué Productos Químicos Necesito Para Mi Piscina?

En Scatey iGUi Piscinas somos especialistas en productos químicos para piscinas y hemos preparado esta breve guía sobre cómo realizar el tratamiento correcto del agua y qué productos químicos son necesarios en cada fase.

Ajustar el pH del agua

El pH es el encargado de indicar la concentración de iones H+ del agua determina su carácter ácido o básico. El pH es un valor que se expresa con una escala logarítmica entre los valores 0 y 14.

El valor del pH ideal está entre 7,2 y 7,6. Tener el pH en este intervalo no sólo es bueno para tener el agua en condiciones óptimas, sino que también es ideal para la piel y ojos de los bañistas. Un pH reducido o elevado disminuye considerablemente el efecto de desinfección.

Para realizar un correcto control de estos niveles, disponemos de un Kit esencial para analizar el pH del agua:

  • Kit analizador de Cloro-pH. Esta opción es más exacta y consiste en rellenar cada sección del kit con el agua de la piscina. Una vez tengamos este paso realizado, añadiremos una pastilla, presionamos la tapa y agitamos hasta que la pastilla se disuelva por completo. Cuando coincida  el valor del agua que se ha coloreado y el área del color analizador que nos indica los valores de pH en el que se encuentran, obtendrán el resultado del análisis. Es recomendable realizar este control diariamente con un estuche analizador de cloro y pH para mantener los valores entre 7,2 y 7,6 utilizando si fuera necesario minoradores o incrementadores de pH.

Contamos con Kit analizador de Cloro-pH que te puede interesar.

Desinfección del agua

El siguiente paso es mantener el agua de nuestra piscina en condiciones óptimas. Es fundamental para evitar posibles problemas de salud. Aunque se note un agua clara y cristalina, existen determinados microorganismos que debemos eliminar realizando una correcta desinfección con:

Cloro

El cloro es el encargado de eliminar de manera eficaz un amplio rango de patógenos que se encuentran depositados en el agua. Es un desinfectante económico utilizado con éxito durante años en el tratamiento de aguas.

Existen diferentes tipos de cloro que iremos explicando:

– Tricloro, cloro lento o de mantenimiento es imprescindible para realizar una desinfección continua del agua, tanto en grano como en tableta, aunque con tableta resulta más sencilla su dosificación (colocar la pastilla en el skimmer y gradualmente irá desprendiendo todo su poder desinfectante.

 Dicloro, cloro rápido o de choque sirve para la recuperación del agua si está ha sido descuidada, para después de una gran afluencia de bañistas o bien por mal tiempo. Es aconsejable mantenerlo a mano para momentos puntuales o alguna emergencia.

– Tabletas multiacción le ofrece una acción desinfectante, floculante y antialgas en un mismo producto. Es ideal en momentos puntuales para olvidarnos de parte del mantenimiento de la piscina. Se recomienda combinarlo con cloro de mantenimiento si no disponemos de mucho tiempo.

Conozca el producto que se utiliza para disolver el cloro aquí.

Mantener el agua equilibrada

Además de desinfectar, debemos proteger el agua de nuestra piscina. Con continuidad, este agua de piscina pierde su transparencia al aparecer ciertas turbiedades provocadas por presencia de algas, materia orgánica o bacterias, polvo procedente del aire, precipitaciones de sales de calcio y magnesio, oxidación de las sales de hierro y magnesio, barro de lluvia, entre otros.

Por ello, el uso de productos de mantenimiento ayuda a que el agua este en condiciones óptimas, evitando la multiplicación de algas o la aparición de espuma. Tenemos los siguientes:

Clarificadores o Floculantes

Son productos encargados de ayudar al filtro y/o skimmer a la absorción de las partículas más pequeñas, agrupándolas y facilitando su recogida.

Gracias a la aplicación de estos productos evitaremos la turbidez y la aparición de espuma, además de eliminar los restos de aceites o cremas que pueden quedar flotando en el agua.

Si queremos conseguir un agua transparente recomendamos utilizar productos clarificadores semanalmente. Los formatos concentrados y monodosis permiten una fácil aplicación, olvidándonos de esta forma de complicados sistemas y cálculos.

Resuelva todos los problemas de turbidez en su piscina con la gama de productos clarificantes y floculantes. Encontrálos en nuestra Tienda de Mercadolibre.

Alguicida, prevención de algas

Las algas pueden aparecer aun teniendo la piscina desinfectada. Esta aparición puede estar causada por residuos químicos o agentes externos como plantas o árboles situados alrededor de la piscina, lluvias, cambios de temperatura, etc.

La manera de prevenir este desarrollo es la utilización semanal de un eliminador de fosfatos. Dichos fosfatos son el alimento principal de las algas.

Cuanto más tiempo se tarde en tratar el desarrollo de algas más difícil será su eliminación, con lo que recomendamos añadir semanalmente la dosis adecuada de Algicida en caso de no utilizar eliminador de fosfatos.

Hoy en día los métodos que se utilizan son las pastillas “triple acción, cloro líquido o “hipoclorito de sodio” y electrólisis salina, cuyos beneficios hacen que cada vez sea la más escogida por los usuarios.

Para obtener un alguicida para tu piscina, hacé clic aquí.

Cloro líquido
El cloro líquido o hipoclorito de sodio viene por lo general en una concentración del 10% y es el más económico.

En relación a los otros tipos, es el más inestable en su composición frente a los rayos solares y pierde efectividad con el tiempo. Suele ser utilizado como cloración de choque.

Triple acción (pastillas)
Las pastillas de triple acción contienen algicidas y decantador (floculante) con un 90% de cloro activo en forma de ácido tricloroisocianúrico, ácido bórico o sulfato de cobre como alguicida y sulfato de alúmina como decantador.

Esta mezcla permite ejercer una triple acción impidiendo el desarrollo de microorganismos, floculación de partículas en suspensión y crecimiento de algas.

Es un producto de disolución lenta, con lo que la liberación de todos los componentes es de manera gradual.

El uso de estas pastillas se tiene que hacer con precaución, ya que al ser un producto oxidante puede producir irritaciones de mucosas, ojos y piel. No es aconsejable que este producto esté en contacto con materiales de liner o pintura, puesto que pueden llegar a decolorarlo.

Cloración salina
La cloración salina consiste en un proceso mediante el cual se añade sal común (cloruro sódico) al agua de la piscina y, mediante un aparato eléctrico se separan el cloro y el sodio.

El cloro desinfecta el agua y vuelve a combinarse con el sodio, repitiendo este ciclo de manera indefinida.

Esta opción es una de las más cotizadas, puesto que no necesita sustancias químicas para su mantenimiento.

Tiene diferentes ventajas como mejorar la circulación sanguínea y la capacidad respiratoria, menos irritación y enrojecimiento de ojos, evita formación de arrugas, menor sequedad de la piel…

Si quiere más información, nos puede contactar para obtener más detalles.

Filtrado de agua y desinfección

En una piscina es tan importante el tratamiento químico como el tratamiento físico del agua, ya que para que el desinfectante cumpla con su función, es muy importante que el agua tenga unas condiciones de filtración óptimas.

Uso del filtro

Es muy sencillo introducir suciedad en la piscina, el aire, los bañistas y el entorno pueden ayudar a generar bacterias y virus en el agua. Por esta razón, es necesario eliminarlos con la ayuda del sistema de filtración.

La función del filtro es retener las partículas de suciedad manteniendo el agua transparente. Es imprescindible tener el filtro en buenas condiciones y que todo el volumen de agua sea filtrado al menos una vez al día.

Puesta en marcha de la piscina

Al iniciar la temporada es necesario realizar una puesta en marcha de la piscina. Es importante seguir el procedimiento adecuado para evitar problemas durante la temporada de baño. Comprobar que el equipo de filtración de su piscina (bomba, filtro, etc.) funcionen correctamente.

1. En caso de que fuera necesario, vacíe la piscina y limpie el vaso con un desincrustante de superficies extra. La limpieza del vaso deberá realizarse en horas de poco sol, manteniendo húmedas las paredes y fondo. Aplique el desincrustante extra y deje actuar el producto durante 30 minutos. Por último enjuague con agua.

2. Con el vaso limpio, llene la piscina.

3. Analizar el pH del agua y si fuera necesario ajustarlo entre 7,2 y 7,6 con ayuda de un minorador o incrementador de pH.

4. Realice una cloración de choque granulado (15 gr por cada m³ de agua) o en tabletas de 20 g de cloro rápido (1 o 2 tabletas por cada m³ de agua).

5. Vuelva a ajustar el pH y el cloro y podrá empezar el programa de mantenimiento.

Programa de mantenimiento

Es importante tener el nivel del agua correcto. Siempre que se añada agua nueva a la piscina, analice los valores de cloro y pH.

Ante cualquier amenaza de lluvia se deberá aumentar el nivel de cloro y clarificante.

Mantenimiento Semanal

1. Limpie los skimmers y cepille las paredes del vaso.

2. A continuación, pase el limipiafondos.

3. Realice un contralavado del filtro y limpie el prefiltro de la bomba.

4. Reponga las tabletas de tricloro en los skimmers o en el dosificador o tabletas de bromo en el dosificador.

5. Utilice el producto de mantenimiento para prevenir la aparición de algas y un clarificador para disfrutar de una piscina con agua totalmente cristalina y transparente.

Quedamos a su disposición para cualquier duda o comentario, nuestro equipo de expertos le asesorará para poder disfrutar de una forma segura y cómoda de su piscina.

Back To Top
Abrir chat
Necesita ayuda?
Scan the code
Hola. Puedo ayudarte?